Cómo hacer calçots a la brasa y al horno

 

Hay diferentes maneras de cocinar los calçots para conseguir un resultado final bueno y de calidad. Las más comunes son a la brasa o al horno. Ambas opciones ofrecen una cocción perfecta del producto, ideal para comerlos en casa en caso de hacerlos al horno, o en espacios al aire libre si se cocinan en una barbacoa. En este artículo queremos que conozcáis paso a paso las dos maneras de cocinar los calçots.

Calçots a la brasa:

 

1. Lo primero que se tiene que hacer para cocinar los calçots en una barbacoa es prepararlos para que puedan colocarse en las brasas. Es necesario cortar las hojas de los calçots y sacar la primera capa del alimento, después es importante lavarlos bien para extraer la tierra o la suciedad que puedan tener. En este momento también podemos ir preparando la barbacoa para que el fuego esté bien vivo y perfecto para introducir los calçots.

2. El siguiente paso es colocar los calçots en la parrilla. Se tienen que poner unos junto a los otros, con las hojas en la parte superior y las raíces en la zona inferior. En el caso de tener una parrilla doble, se tienen que depositar en los dos lados, poniendo las hojas en la parte exterior y las raíces en el centro, tocándose entre sí. Es importante que los calçots estén bien apretados para tener una buena cocción. Tenemos que dejarlos al fuego unos minutos, hasta que el calçot vaya soltando el agua, seguidamente le daremos la vuelta a la parrilla para que se vayan cociendo por el otro lado. Los calçots estarán listos cuando tengan la capa exterior negra y el interior tierno y cocinado.

3. Para poder sacar los calçots de la parrilla se tienen que coger por la parte de las hojas para evitar quemarse, y seguidamente los tendremos que envolver en papel de diario, donde se conservan con su propia calor y se dejan reposar durante un largo rato. Posteriormente se depositan sobre las tejas y ¡a comer!

 

▷ ¡Consigue ya tu Pack Calçotada con Envíos Gratuitos! El pack con más salsa del mercado. Comprar Pack Calçotada

 

Calçots al horno:

 

Si no disponéis de una barbacoa o los queréis hacer dentro de vuestra propia cocina, la manera más idónea es utilizar el horno. A continuación os damos las pautas para hacerlos de la mejor manera posible:

1. Para cocinar los calçots al horno primero se tienen que limpiar, cortar parte de las hojas verdes, extraer la raíz y eliminar las primeras capas de la cebolla, así será más fácil hacerlos y comerlos posteriormente.

2. A continuación se colocan los calçots uno junto al otro sobre una parrilla de horno. Debajo os recomendamos poner una bandeja con papel de plata para evitar ensuciar el horno con el agua que se irá desprendiendo durante la cocción del mismo calçot. Los calçots tendrán que estar a máxima potencia durante 30 minutos aproximadamente. Pasada medio hora, tendremos que darles la vuelta y dejarlos dentro del horno unos minutos más hasta que estén tiernos por ambas partes.

3. El último paso es sacarlos del horno y envolverlos en papel de diario para que se mantengan bien calientes.

 

Si cocinar los calçots a la brasa o al horno no son opciones a las que puedes recurrir, te proponemos otras maneras fáciles de cocinar calçots en casa con las que conseguirás un resultado delicioso.

En Ferrer nos encargamos de prepararlo todo al detalle para que tú no tengas que preocuparte más que por preparar los calçots y disfrutar de ellos. Queremos convencerte contándote 5 ventajas del Pack Calçotada Ferrer de por qué es la mejor opción para no renunciar este año a vivir esta experiencia.

 
▷ ¡Llévate ya el único Pack Calçotada del mercado con Envíos Gratuitos! Además, con casi 2kg de salsa. Comprar Pack Calçotada
No hay comentarios

Publicar un comentario